domingo, 1 de enero de 2017

11 cosas que aprendí de 2016

Dicen que los años que tienes no son los que ya has vivido, sino los que te quedan por vivir. A mí, sinceramente, me parece una de esas aseveraciones de vendehumos profesional... que quedan muy bien en un libro de autoayuda o en un video de YouTube. Y si el narrador tiene un acento sugerente, la potencial viralidad del video te puede incluso hacer un regalo en forma de fama (probablamente fugaz) que conlleve un cierto ingreso de beneficios. Hoy en día hasta un merecido guantazo en la cara parece que te puede ayudar con esto.

Yo no puedo estar nada de acuerdo con eso de los años... A mí si me preguntan cuántos años tengo  debo responder, con seguridad, que 35. Para mí, esta es la única respuesta correcta porque son los que realmente están en mí. Son mi experiencia, los que han hecho que sean como soy, con todas mis luces y mis sombras. 35 maestros excepcionales... de entre los cuales debo destacar al 2016 por su inmediatez y porque realmente me ha enseñado muchas cosas, a la vez que confirmado otras que sospechaba como verdaderas desde hace mucho, pero que hasta ahora esa enorme escuela que es el tiempo, con su directora la vida, aún no habían hecho.